Saltar al contenido

¿Como restaurar un volante de cuero y piel?

Volante desgastado, volante agrietado, volante rajado y volante manchado
Trucos para reparar volantes de cuero y piel

CUIDADOS Y ATENCION QUE NECESITAN UN VOLANTE DE CUERO Y PIEL

No todo dura para siempre, aunque haya materiales mejores unos que otros, el cuero es bastante fiel al usuario ya que promete durabilidad pero también exige cuidados, ya sea que hayas llegado aquí para darle mantenimiento al volante o que se haya agrietado y perdido el color debido a tanto uso y sudor de otras personas, estás en el lugar indicado.

Solución No 1

La limpieza para el cuero y piel siempre es el primer paso

Esto es especialmente para limpiar un volante de cuero muy sucio, a veces el volante de cuero puede necisitar una limpieza exhaustiva. Recomendamos los siguientes productos para hacerlo:

Evite usar toallitas húmedas o limpiadores multiusos, porque aunque den resultado a corto plazo, se irán dañando más rápido con el tiempo, debido a la falta de acondicionamiento y humectación que le pueda hacer falta un simple paño húmedo, o peor aún, que éstos contengan productos químicos y sustancias que puedan hacer que el cuero se seque aún más y el color se desvanezca.

Usar una crema protectora para cuero.

Después de limpiar este material, protéjalo siempre con una crema de protección de cuero. Esto agregará una barrera protectora a la superficie que ayudará a repeler las manchas, protegerá la superficie del desgaste y facilitará la limpieza del volante en el futuro.

Siempre hay que tener un pequeño kit de cuidado de cuero en la guantera como recordatorio. ¡También será útil para cualquier derrame o manchas!

Kit para darle mantenimiento al volante de cuero

Solución No 2

Eliminar la acumulación de grasa

La contaminación por grasa y aceite es uno de los problemas más comunes con los volantes de cuero. A medida que conduce, los aceites naturales de la piel, así como las cremas o lociones para manos, comenzarán a atacar lentamente el cuero, lo que hará que se oscurezca, agriete y, a veces, se vuelva pegajoso. Este daño también se puede ver en palancas de cuero, frenos de mano y asientos de automóvil, generalmente donde una persona descansa la cabeza y las manos.

Para esto, recomendamos que se use un buen desengrasante de cuero: extrae cualquier aceite y grasa.

¿Como funciona? 1. Limpie el cuero del volante como se ha explicado en la solución No 1 y después:

  • Aplique el desengrasante de cuero con una brocha y deje que se seque. A medida que el producto se seque y absorba la grasa, cambiará de color y posiblemente se convertirá en polvo.

Una vez que esté completamente seco, si quedaron rastos de polvo, deberá aspirarse y el área deberá limpiarse por segunda vez con el limpiador de cuero.

Una vez que se haya eliminado la grasa, posiblemente se necesitará volver a colorear el cuero con un buen kit de colorante especialmente para este material (consulte los pasos en el problema 3 para reparar el cuero descolorido)

Solución No 3

Tratar un volante de cuero sin color

La exposición a la luz solar y el uso prolongado también pueden hacer que el color del cuero se desvanezca. Para restaurar o incluso cambiar el color por completo, se deberá usar un Kit de colorante de cuero.

¿Como funciona?
  1. Se comenzará a preparar el cuero con un desengrasante, que eliminará el acabado fabricado y cualquier silicona que sea soluble en solventes.
  2. A continuación, deberá utilizar un limpiador de alcohol para eliminar cualquier otra silicona que no sea soluble en solventes, como el esmalte en aerosol y las ceras.
  3. El cuero tiene que estar totalmente seco, esto es importante, especialmente si se está retaurando un cuero viejo o desgastado, para que podamos fortalecerlo con un protector previo a la coloración
  4. Debemos de lijar el material hasta que la superficie del cuero esté nivelada.
  5. Cuando se haya logrado el liso deseado, podremos comenzar a restaurar o cambiar el color con el Kit de colorante de cuero.
  6. Es posible que también se desee quitar el volante por completo para evitar que el colorante de cuero se adhiera al resto de su interior.
Solución No 4

Parches para restaurar un volante de cuero o piel

Si no hay demasiado tiempo para dedicarle a la restauración al volante, podríamos salir del apuro con unos simples parches que están destinados a corregir manchas, hoyos, desgastes y arañazos.

Cuidar siempre los tamaños del daño, si nos enfrentamos a un desgaste bastante grande, hay que considerar comprar un parche a la altura, siempre es mejor cortar a que falte material.

Una vez teniendo las medidas correctas, proseguimos en depurar el volante del cuero con un limpiador especial, dejarlo secar es muy importante para que a continuación pequemos los parches en las partes deseadas.

El mantenimiento perfecto son las fundas para un volante de cuero

Siempre mantener un kit especial para cuidar este material ya que se evitarán fuertes desgastes en el futuro.

Para los más cuidadosos, existe una funda para el volante de cuero, son buenas, bonitas y baratas, el único trabajo que pueden dar, es coserlas, pero no todas necesitan eso.

Funda para cuero