Saltar al contenido

¿Cómo limpiar los zapatos de cuero?

Como se ha dicho anteriormente en esta pagina, es indispensable el cuidado especial para limpiar el cuero, no queremos que nuestro material se estropee, se ensucie, apeste ni mucho menos sufra graves daños hasta tal punto de perder una importante inversión en prendas y calzado, por lo que es necesario destacar el uso de las herramientas adecuadas tales como un cepillo súper suave (no es lo mismo que el cepillo para la gamuza que es una herramienta especializada no sólo en limpiar sino proteger la superficie y su textura), productos de limpieza dirigidos exclusivamente para el cuero, unas toallas húmedas, almidón de maíz y gomas para borrar.

A continuación se dan algunos consejos caseros para limpiar los zapatos de cuero, pero insistimos en que sería mejor si cayeran en manos de un experto.

Usar un cepillo suave

Se debe quitar el exceso de suciedad con un cepillo extra suave para zapatos en forma circular (como si se le estuviera acariciando a un gato) y asegurarse de que no haya quedado ningún residuo pegado. ¡Cuidado en no ser demasiado brusco a la hora de la cepillada! Ya que puedes dañar seriamente el cuero.

Quitando cordones

Si el zapato tiene cordones, se aconseja retirarlos porque pueden no ser compatibles con los materiales de limpieza con los que se limpia el cuero, tales como abrillantadores y grasas facilitando así, la limpieza de nuestro calzado. Aunque existen otro tipo de cordones que están hechos de un material similar a la del cuero, entonces en ese caso, no es necesario quitarlos.

Detergente para materiales de cuero

Se limpia con un detergente especialmente para cuero con la ayuda de un trapo húmedo (¡asegúrarse de que este bien exprimido y escurrido!) frotalo en círculos suavemente sobre la superficie en dirección de la veta del cuero.

Si no se cuenta con un detergente especial a la mano (que es desaconsejable) entonces usa un paño húmedo y dejalos que se sequen en un lugar 100% seco y fresco. OJo en no los ponerlos cerca de las calefacciones, ni de las chimeneas ni cerca del horno ya que el mismo calor agrieta el material.

Sal, agua y vinagre blanco

Mezclarlos en cantidades iguales, y ya que la composición se haya homogeneizado, estamos listos para poder frotar suavemente la superficie de nuestro calzado con la ayuda de un trapo humidificado de nuestra mezcla. Para retirarlo, se debe usar otro trapo limpio y húmedo para deshacerse de los restos.

Toallitas húmedas

Una forma mucho mas economica de lavarlas y sacar manchas estando en apuros, es usando las toallitas húmedas, ya sea porque los zapatos se han raspado o ensuciado, es posible recurrir a ellas para limpiarlos. Es una buena alternativa para salir del problema ya que son suaves y tienen un efecto acondicionador para el cuero.

Toallitas de limpia muebles o crema hidratante corporal

Esto es para mantener el material del zapato de cuero protegida, en caso de que no se tenga a la mano las toallitas, se le puede agregar crema

Aplicar betún o una grasa destinada a los cueros

Se vierte sobre un trapo limpio una pequeña cantidad de betún y en moviemientos circulares se frota la superficie de los zapatos.

Autor original: Adro Fine Shoemakers Publicado el 29 de Diciembre del 2016
Cuidados Basicos de Zapatos (Piel Normal)

Autor original: El mundo de García Publicado el 9 de Marzo del 2018
COMO LIMPIAR LOS ZAPATOS DE PIEL O CUERO MUY FÁCIL | Easy cleaning of footwear | El mundo de Gracia